EL SUBRAYADO

La técnica del SUBRAYADO es una exigencia del paso anterior. Consiste en poner una o más líneas debajo de las ideas principales, secundarias o todos aquellos detalles que queremos destacar. También puedes utilizar otros signos convencionales (interrogación, asteriscos…) o anotaciones en el margen.

Con el subrayado pretendemos llamar nuestra atención hacia ideas por medio de señales, anotaciones marginales o llamadas de atención.

 

CÓMO SUBRAYAR UN TEXTO

  • Lee un párrafo atentamente.
  • Subraya las palabras claves.
  • Localiza las ideas principales y subráyalas de forma que destaquen.
  • Subraya también las ideas secundarias y los detalles importantes.
  • Si quieres destacar todo el párrafo, utiliza mejor rayas verticales.
  • Haz aquellas llamadas de atención o anotaciones marginales que creas oportuno.

El SUBRAYADO será correcto si las palabras subrayadas en una oración tienen sentido por sí mismas. Puedes comprobarlo escribiendo en una hoja aparte sólo las palabras subrayadas. ¿Tienen sentido?. También haciendo una serie de preguntas sobre el texto. Las respuestas deben corresponder con lo subrayado.

 

VENTAJAS DEL SUBRAYADO

  • Hace del estudio un proceso activo. El estudiante se enfrenta al tema a estudiar.
  • Llama nuestra atención hacia lo subrayado, hacia las ideas más importantes.
  • Evita pérdida de tiempo al estudiar: la atención se fija solamente en lo que interesa.
  • Nos obliga a analizar detenidamente cada uno de los párrafos de un texto.
  • Facilita la memorización, pues todo el esfuerzo y trabajo que exige el subrayado es ya un aprendizaje.

 

PUEDES DESCARGARTE TODA LA INFORMACIÓN SOBRE TÉCNICAS DE ESTUDIO, PINCHANDO AQUÍ.