METODOLOGÍA COOPERATIVA

Desde los tres años, el Centro apuesta por la metodología centrada en el aprendizaje cooperativo como uno de los ejes sobre los que se sustenta su proyecto pedagógico.

Este método ha tenido un gran impacto en la educación durante las dos últimas décadas. Este impacto se ha dado principalmente debido a que se ha encontrado que este tipo de aprendizaje trae beneficios en lo que se refiere al desempeño académico del alumno. Entre estos beneficios se pueden mencionar:

 

  • Desarrolla actitudes positivas hacia el aprendizaje.
  • Promueve las relaciones entre los estudiantes.
  • Aumenta la motivación y la autoestima.
  • Desarrolla habilidades interpersonales y estrategias para resolver conflictos.
  • Promueve el respeto por los otros.
  • Fortalece la habilidad para opinar y escuchar.
  • Permite, a través de la discusión grupal de los temas estudiados, que los niños expliquen con sus palabras lo que han entendido, aclarando y corrigiendo los contenidos aprendidos.
  • Desarrolla la tolerancia, la flexibilidad y la apertura hacia los demás.
  • Enseña a compartir responsabilidades.
  • Desarrolla el compromiso hacia los demás.
  • Enseña a organizarse y a dividir las tareas y los roles para lograr un mejor resultado.
  • Ayuda a que el alumno desarrolle menos estereotipos y a que aprenda a valorar las diferencias de raza, religión, opinión, género, etc.
  • Permite una mayor riqueza en el aprendizaje de los diferentes contenidos gracias a los diversos acercamientos que se plantean para cada tarea.
  • Facilita la corrección al dar cabida a la confrontación del trabajo individual con lo que hacen los demás miembros del grupo.
  • Brinda el espacio para superar las dificultades que alguien pueda tener en un ambiente de compañerismo y confianza.
  • Permite potenciar los talentos de los niños al favorecer el trabajo en grupo.