El martes 23 de enero, visitamos la "Casa-Museo del Romanticismo", en la Calle San Mateo, de Madrid.

Pasamos allí toda la mañana disfrutando de ese gran palacio decorado con antiguos y elegantes muebles. La guía nos iba llevando por las diferentes salas, contando la historia de cada una, transportándonos poco a poco, para conocer el ambiente en el que se movían burgueses y nobles en el siglo XIX.

Había gran cantidad de cuadros de personas importantes, como la Reina Isabel II, o de famosos pintores, como Goya.

Cada sala tenía algo especial, que a cada uno de nosotros nos llamaba la atención, y cada una tenía una finalidad, como la “Sala de fumadores”, la “Sala dedicada a la Literatura”, que era la más importante para nosotros, etc.

Aprendimos bastante ese día a través de la observación y la Historia. Aprendimos cómo vivía la gente en aquella época y las costumbres que tenían.

Para finalizar dimos un paseo por el Paseo del Prado, comiendo algo para reponer fuerzas, pero el cansancio nos pudo al final en la vuelta en Metro.